Esculturas en Bronce - 19 oct 05

ESCULTURAS EN BRONCE

Inauguración
miércoles 19 de octubre de 2005
20:30 hrs.

Beatríz Castillo
David Sierra
Gerda Gruber
Gerardo Perea
Jorge González
Marcela Díaz
Rosamaría Rubio

La Galería
calle 60 no. 338-A San Fernando - tel. 925-8331


CRISOL DE VISIONES EN BRONCE
Se inaugura en La Galería una muestra escultórica colectiva

El bronce toma forma en la sala de exposiciones La Galería, con veintidós trabajos de siete artistas visuales que recrean diferentes temas con diversos estilos.
La exposición, coordinada por la Fundación Gruber Jez, A.C., que encabeza Gerda Gruber, se inauguró anoche en el mencionado recinto (calle 60 número 338-A, San Fernando) y permanecerá abierta hasta el 5 de noviembre.

La maestra Gruber participa con nueve trabajos en los que desarrolla la idea del candado como elemento de unión y seguridad, tanto en figuras femeninas como masculinas (“Corredores” I, II y III), aunque las primeras (“Cadenas” I-V) se caracterizan por líneas y volúmenes suaves.
“Trabajar el bronce es una tarea pesada para una mujer... se trabaja directamente con fuego y con un material muy duro”, dice.


Siete maneras de recrear el bronce
Los artistas de la Fundación Gruber Jez, en La Galería

“Me preocupan los elementos de seguridad, como nudos, cascos, cadenas y, en este caso, candados, que relaciono con la vida cotidiana y la tranquilidad”, explica la maestra Gerda Gruber sobre las esculturas con las que participa en la colectiva de La Galería.

En la muestra de “Esculturas en bronce” también participan obras de Jorge González (fundidor), Beatriz Castillo, David Sierra, Gerardo Perea, Marcela Díaz y Rosa María Rubio — con títulos como “Kalakmul”, “Escarabajo fuego”, “Tiempo absurdo” y “Evolución” —, trabajadas en los talleres de la Fundación Gruber. Todas las figuras de la muestra tienen un elemento en común: el bronce.

“Hay dos técnicas de fundido que la gente va a poder apreciar en esta exposición: el vaciado de arena y el vaciado a la cera perdida, mucho más complejo que el primero, enfocado a resaltar los detalles de la obra”, comenta la maestra Gruber.

“Por lo general, el que decide la técnica es el fundidor, de acuerdo con los requerimientos de la obra, cuyo acabado final se realiza con nitratos de diferentes minerales, de cobre o plata, por ejemplo, para la coloración”.


“La fundición es aún más extenuante a nivel del mar”
Impresiones de un escultor de metales de visita en Yucatán

“El clima caluroso de Yucatán hace que fundir los metales sea un trabajo extenuante”, dice el fundidor Jorge González Velázquez, artista residente de la fundación Gruber Jez, quien efectuó la fundición de las esculturas de la colectiva que mencionamos arriba.

“Hay que trabajar el bronce en la mitad del tiempo a nivel del mar, esto es, si normalmente se funde en dos horas, aquí lo hace en una, a temperaturas de mil grados centígrados, por lo que resulta tan sofocante”.

El escultor capitalino cuenta con amplia trayectoria artística: efectuó la fundición de esculturas de autores como José Luis Cuevas, Leonora Carrington y Juan Soriano, de quien González fue ayudante durante trece años, según nos informa. Como parte de su residencia en Yucatán, González colabora dos veces al año en exposiciones como la que se presenta en La Galería, fundiendo las obras que se van a presentar.

“Estoy sorprendido del trabajo de los artistas yucatecos, están verdaderamente concentrados y comprometidos con sus propuestas. Admiro sobre todo su dominio del barro, una técnica que no he podido dominar, pero veo que aquí lo han conseguido con gran calidad”, indica el escultor graduado en La Esmeralda.

“Llegué a Yucatán en octubre del año pasado y todavía me quedan muchos trabajos pendientes por realizar; en el caso de la Península, como dije antes, se dificulta por el clima caluroso”.
González participa en la colectiva con siete esculturas en las que predominan caprichosas figuras femeninas, como “The nun” (“La monja”) y “Las alas”. Otras, como “El viento”, significaron un verdadero reto para el escultor.

“Me interesan mucho los fenómenos naturales, como el sol y la lluvia. En el caso de 'El viento', plasmarlo en un material tan pesado como el bronce parecía imposible, tuve que enfocarme en el movimiento”, indica.

Ser escultor y fundidor le facilita a González lograr exactamente lo que quiere con cada estructura, aunque indica que no todo artista necesariamente tiene que dominar la fundición. “Ni Rodin ni Miguel Ángel sabían fundir ni cortar bloques... yo lo hago porque me interesa, por una necesidad de aprendizaje y para no detenerme en el proceso de producción como les ocurre a otros artistas”.

* Periódico Diario de Yucatán
IMAGEN - Cultura. 10/20/2005
escrito por: Patricia Garma



Beatríz Castillo



David Sierra











Gerda Gruber




Gerardo Perea









Jorge González



Marcela Díaz



Rosamaría Rubio