El Principio - 24 abr 04

EL PRINCIPIO

Hacienda Xcanatún
Mérida, Yucatán

sábado 24 de abril de 2004


Muestra colectiva de las estudiantes del último semestre de la carrera de escultura impartida en la fundación bajo la tutela de la Mtra. Gerda Gruber.

Primera vez que exponen sus trabajos al público, ellas son:
Katherine de Barrueta, Vanessa Rivero, Beatriz Castillo, Cristina Sansores, Rosa María Rubio, Colleen Casey Leonard, Marcela Díaz de Torre y Diana Mendieta.


UN PRINCIPIO AL AIRE LIBRE
Debuta la primera generación de la Fundación Gruber


Imagine una jaula con alas, una cabeza-botanero, un espejo autorretrato de agua, una silla-perro. El barro, la cerámica, la madera, el hierro... todo se transforma en en esa otra parte del hombre, su parte conceptual, arte objeto, escultura, casa, sueño...
Nueve mujeres juntas, 19 trabajos, la exposición debut de la primera generación de la carrera de escultura que dirige la artista Gerda Gruber, podría decirse que el “último grito” del arte contemporáneo femenino local, sin demasiadas pretensiones, pero muy original. La carrera dura cuatro años.
Gerda Gruber no sólo esta orgullosa de sus alumnas, sino que destaca el desarrollo de Yucatán: “Pronto no vamos a necesitar traer escultores de fuera, porque ya estarán aquí”, comenta.
Las obras de la muestra se basan en el programa de estudios de la maestra Gruber, donde se trabajó con el cuerpo humano, el autorretrato, el arte objeto e ideas conceptuales, dando como resultado una línea uniforme en cuanto a disciplina donde convergen estilos individuales.
Por ejemplo, el autorretrato se desarrolla diferente en cada caso, hay de versiones relacionadas con el “ojo y la semilla” a Alicia en País de la Maravillas, y de la figura humana ni qué decir.
A Rosa María Rubio, por ejemplo, se le “prendió el foco” al pensar en la cabeza humana —que además tiene esta forma— y se titula “250 watts”, una alegoría de la idea surgida.
La muestra se caracteriza, explica la maestra Gruber, por la estrecha relación entre hierro y la cerámica, ya que las bases que sostienen cada escultura se diseñaron como parte de la misma y no como un objeto ajeno.
Un claro ejemplo es “La botana”, autorretrato de Colleen Casey Leonard de carácter alegórico y festivo, donde se relaciona la comida con el cuerpo humano y la base sirve como un apilador de platos, o las “Almohadas” de Katherine de Barrueta, donde la base asemeja un atril donde se sostienen los sueños.
La muestra, si incipiente, no carece de fuerza ni de dificultad, pues lo más minimalista requiere mayor creatividad.
La obras, que estarán a la venta, permanecerán una semana en la ex hacienda Xcanatún, gracias a la iniciativa de su propietaria, la señora Cristina Baker.
La ex hacienda, que funciona como un hotel de lujo está abierta al arte, incluso ya se han ofrecido allí varios conciertos de música clásica. Después de esta oportunidad, las nueve egresadas expondrán sus trabajos en la Feria Internacional de Arte de Guanajuato, en septiembre; luego, participarán con trabajos sobre arte conceptual en el Museo de Arte Sacro de Conkal con apoyo del ICY y finalmente en una muestra de cerámica en Monterrey.
La carrera de escultura reinicia en febrero de 2005.

*Periódico Diario de Yucatán
Sábado 24 de abril de 2004
escrito por:Patricia Garma Montes de Oca.





Katherine de Barrueta




Vanessa Rivero


Beatríz Castillo


Cristina Sansores



Rosamaría Rubio




Colleen Casey Leonard



Marcela Díaz




Diana Mendieta